As CO2 levels hit a one-month high, global warming pause continues

The National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) released a statement todaythat carbon dioxide levels have reached a new global level of 400 parts per million for March, even though global temperatures have not risen for

nearly 19 years. rss surface temps

This means that for March 2015, carbon dioxide levels across the globe remained at 400 ppm* for the entire 31-day period with no increase in global mean temperatures as measured by RSS satellites.

NOAA began tracking its own carbon dioxide (CO2) levels in May 1974 concomitantly with the Scripps Institution of Oceanography. The first measurement of atmospheric CO2 levels was started by C. David Keeling of the Scripps Institution of Oceanography in 1958 on Mauna Loa, Hawaii. Prior to that, NOAA has relied on ice core samples and sediment for earlier reconstructions of atmospheric CO2 levels. The International Energy Agency, however, reported on March 13 that global emissions from the burning of fossil fuels stalled in 2014, never rising above 2013 levels.

According to NOAA, the March CO2 levels were recorded from 40 different sites in both hemispheres, with some of them being situated on cargo ship decks, remote islands, and other locations not close to areas that emit large amounts of CO2. The global average is then computed based on the samples sent in from these various locations to NOAA’s Earth System Research Laboratory in Boulder, Colo.

Now that the global warming “hiatus” has expanded to a new record length of 18 years and five months, the RSS satellite temperature record shows a sub-zero trend. But if El Niño conditions occur this year, this may interrupt the warming pause, though the discrepancy between prediction and observation continues to widen. According to Christopher Monckton, who has studied the climate extensively, “the divergence between the models’ predictions in 1990 (Fig. 2) and 2005 (Fig. 3), on the one hand, and the observed out-turn, on the other, also continues to widen.”

“Not only does the RSS satellite dataset show no global warming from December 1996 to April 2015, which is more than half of the entire satellite record,” Monckton writes, “But the warming trend since 1900 is roughly 0.8°C per century, well within natural variability.” NOAA also expects that the higher CO2 levels will remain that way through May, but drop to lower levels as plants in the Northern Hemisphere begin to bloom, utilizing the CO2 for photosynthesis in the spring and summer.

According to some climate scientists, an increase in carbon dioxide levels as seen in the 20th and 21st century should cause a subsequent increase in global temperatures. Even the IPCC’s prediction of 4.8°C warming by 2100 is “over four times the observed real-world warming trend when humans began influencing the climate in 1950.” Even the oceans, according to the 3600+ ARGO bathythermograph buoys, are warming at a rate “equivalent to just 0.02°C per decade, or 0.23°C per century, well within the normal rate of warming,” according to Monckton.

He also notes that, “If the ‘deep heat’ explanation for the hiatus in global warming were correct (and it is merely one among dozens that have been offered), then the complex models have failed to account for it correctly: otherwise, the growing discrepancy between the predicted and observed atmospheric warming rates would not have become as significant as it has.”

In a nutshell, what we’re observing and what is being predicted simply aren’t aligning (Fig. 4). Though CO2 is attributed as a potent greenhouse gas that will be lingering around for hundreds of years, the inescapable truth is that the man-made global warming theory simply fails at every observable test.

*ppm (parts per million): You can find 400 carbon dioxide molecules per one million parts of dry air. By volume, “dry air contains 78.09% nitrogen, 20.95% oxygen, 0.93% argon, 0.039% carbon dioxide (.04% in March 2015), and small amounts of other gases.”

Publicado en AGW

El IPCC predijo hace ocho años que hoy estaríamos en un punto sin retorno


El 4 de mayo de 2007 el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático publicó el resumen político de su cuarto informe. En él se advertía que había que actuar con rapidez para evitar el cataclismo climático reduciendo las emisiones de dióxido de carbono, especificando que nos quedaban sólo ocho años para actuar antes de que el proceso fuera irreversible y las temperaturas subieran dos grados centígrados hiciéramos lo que hiciéramos.

Ocho años después las reducciones de emisiones no se han producido, las temperaturas se han obstinado en mantenerse estables y no crecer de acuerdo a las predicciones de los modelos del IPCC y los alarmistas no parecen insistir en recordarnos este punto sin retorno contra el que nos advertían entonces. El presidente del IPCC, Rajendra Pachauri, ha dimitido bajo acusaciones de acoso sexual y ni siquiera quienes creen en las peores predicciones del organismo les compran las soluciones. Greenpeace decía basándose en aquel informe que el Ebro se secaría

Si el organismo de la ONU fuera coherente con aquella predicción, la lógica le obligaría a abandonar toda insistencia en reducir las emisiones y se centraría en cómo podríamos frenar las consecuencias de un cambio climático que considera irreversible. Sin embargo, dado que no ha actuado ante la creciente divergencia entre las temperaturas reales y las predichas por sus modelos, no parece probable que haga siquiera una breve declaración en la que reconozca que se equivocó en 2007.

Publicado en AGW

Más del 27% de los españoles cree que el sol gira alrededor de la Tierra

Ocho de cada diez españoles (79,8%) valoran la ciencia hasta el punto de considerar que el Gobierno debería invertir más en investigación, incluso en un contexto económico de recortes como el actual. De hecho, para los españoles la ciencia es la sexta prioridad de gasto, sólo por detrás de la sanidad, la educación, las pensiones, la ayuda al desempleo y la vivienda.

Estos datos son sólo dos de los que pueden extraerse de la VII Encuesta de Percepción Social de la Ciencia, presentada hoy por el director general de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), José Ignacio Fernández Vera, y la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela.

El estudio, basado en 6.355 entrevistas realizadas en todas las comunidades autónomas, revela que la ciencia es uno de los temas de actualidad que más interesan a los encuestados, por delante de asuntos como la economía, el medio ambiente, los sucesos, o los ‘temas de famosos’ y sólo por detrás de áreas como el empleo, la medicina, los deportes o la política.

En cualquier caso, pese al presunto interés que suscita la ciencia, esta encuesta arroja otros datos que son preocupantes. Entre las muchas preguntas que la encuesta plantea a los españoles destaca la que se refiere a la “alfabetización científica”. El cuestionario propone a los encuestados que digan si son verdaderas o falsas un conjunto de afirmaciones.
Sigue leyendo

El mar Mediterráneo se llenó en dos años

Hace cerca de seis millones de años el mar Mediterráneo quedó aislado del resto de océanos del mundo y por evaporación se secó casi por completo. El fenómeno dio lugar a la formación de enormes depósitos de sal. A este episodio se le conoce como Crisis de Salinidad del Mesianense.

Pero la conexión entre el Atlántico y el Mediterráneo se restableció de nuevo hace poco más de cinco millones de años por causas que aún no están claras. Pudo deberse a una subida general del nivel de mar, a movimientos tectónicos o a una combinación de ambas.

Como consecuencia, el Mediterráneo se llenó de nuevo en un proceso conocido como la inundación Zancliense. Se ha pensado que esta inundación fue un proceso lento, de miles de años de duración, pero recientes simulaciones por ordenador realizadas en la Universidad de Sevilla (US) muestran que fue una inundación tremendamente rápida, de proporciones catastróficas, que llevó al llenado del mar Mediterráneo en unos dos años.

En un nuevo trabajo publicado en Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology los expertos detallan cómo se produjo este fenómeno catastrófico a través de simulación numérica de dinámica de fluidos. Aunque existían algunos trabajos previos con modelos conceptuales o de dimensión cero, en el presente estudio se resuelve por primera vez la compleja hidrodinámica tridimensional del proceso.

Los resultados revelan que lo que comenzó siendo una corriente modesta de agua fue aumentando muy rápidamente con el tiempo debido a la erosión del terreno, pues se produjo un efecto de retroalimentación.
Sigue leyendo

Científicos españoles creen que la ela puede estar provocada por hongos

Un grupo de investigación del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, perteneciente a la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha descrito la posible etiología de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y ha concluido que la causa de la enfermedad puede deberse a la infección con especies de hongos.
Los científicos, liderados por Luis Carrasco, han encontrado proteínas fúngicas y DNA de varias especies de hongos en cerebro y líquido cefalorraquídeo de pacientes que padecieron ELA.
En su trabajo, publicado en el ‘International Journal of Biological Sciences’, los investigadores señalan que las distintas especies de micosis encontradas (entre otras Candida albicans, Cryptococcus spp. y Malasezzia spp.) podrían ser la causa de la ELA.
“Nuestros estudios sobre cortes de tejido de cerebro demuestran la existencia de material fúngico y corpúsculos intracelulares, a los que hemos denominado endomicosomas”, explica Carrasco.
La ELA es una enfermedad que afecta a las neuronas motoras y que, en muchos casos, provoca la muerte en un período de dos a cinco años tras su diagnóstico.
Este mismo grupo de investigadores ha publicado recientemente distintos trabajos que vinculan también las infecciones fúngicas con la enfermedad de Alzheimer y la esclerosis múltiple.