La estrategia del pulpo antártico para sobrevivir en aguas gélidas

La hemocianina presente en su sangre experimenta cambios para mejorar el suministro de oxígeno cuando está expuesto a temperaturas bajo cero
Esta capacidad le permite aguantar mejor los cambios en el clima que otras especies de pulpo y podría ayudarle a adaptarse mejor al calentamiento global

Un ejemplar de pulpo antártico

 

Los pulpos tienen tres corazones y sangre azul. Ese color se debe a que en lugar de utilizar la molécula hemoglobina para transportar la sangre oxigenada por su cuerpo, emplean hemocianina, una molécula que, en vez de hierro, contiene cobre. Esta proteína también está presente en la sangre de otros moluscos, en crustáceos y arácnidos para transportar el oxígeno.

Por lo que respecta al trío de corazones de los octópodos, dos bombean sangre sin oxígeno a las branquias, mientras que el tercero se encarga de repartir la sangre con oxígeno por su anatomía. No sorprende, pues, que el sistema circulatorio y respiratorio de estos moluscos cefalópodo haya fascinado y despertado el interés de los científicos, que ahora han descrito en una especie concreta de pulpo otro interesante mecanismo
Sigue leyendo

Anuncios

Past Climate Change Was Caused by the Ocean, Not Just the Atmosphere, New Rutgers Study Finds

Anthony Watts / 1 week ago October 24, 2014

The ocean conveyor moves heat and water between the hemispheres, along the ocean bottom. It also moves carbon dioxide.

ocean_conveyor

Most of the concerns about climate change have focused on the amount of greenhouse gases that have been released into the atmosphere.But in a new study published in Science, a group of Rutgers researchers have found that circulation of the ocean plays an equally important role in regulating the earth’s climate.
The study published in Science provides a deeper understanding of the mechanisms of climate change today
Thursday, October 23, 2014

In their study, the researchers say the major cooling of Earth and continental ice build-up in the Northern Hemisphere 2.7 million years ago coincided with a shift in the circulation of the ocean – which pulls in heat and carbon dioxide in the Atlantic and moves them through the deep ocean from north to south until it’s released in the Pacific.
Sigue leyendo

On The Recent Unisys Sea Surface Temperature Anomaly Maps and Cooling of Northern Hemisphere Ocean Surfaces

Guest Post by Bob Tisdale

UPDATE: A week-old news report from Unisys clarifies a few points.  See the update at the end of the post.  Thanks, Michele.

The recent cooling of the sea surfaces in the Northern Hemisphere has caused a lot of comments and questions around the blogosphere…especially when someone displays a sea surface temperature anomaly map from Unisys, Figure 1.

Figure 1

Figure 1 (Looks Ominous)

As you’ll recall, back in June of this year, Unisys had to change sea surface temperature products when NOAA discontinued the dataset they had been using.  See Figure 2, which is a screen cap of the Wayback Machine archived edition of the Unisys SSTa webpage for June 25th, while Unisys were updating their product.
Sigue leyendo

Nivel del Mediterráneo, 1992-2010

 

Nivel medio del mar en el Mediterráneo, tendencia en milímetros/año, Octubre1992-Diciembre 2010

Como se aprecia en el mapa del Centre National d’Etudes Spatiales (CNES) francés, la tendencia de subida o bajada del nivel medio del mar en el Mediterráneo medida por satélites no ha sido en absoluto homogénea en las dos últimas décadas, sino más bien caótica. En algunos sitios la tendencia ha sido a subir  (en rojo) pero en otros muchos a bajar (en azul).

Donde yo vivo, en el vértice oriental del Cantábrico, la tendencia ha sido, poquita cosa, a la baja.

Durante todos estos años he oído y leído mil veces a políticos, periodistas, ecologistas, y a no pocos científicos universales y locales, hablar de una subida impepinable.

Calor hundido

“A pesar del incremento de los gases invernadero, la temperatura global media de la superficie del mar no ha aumentado durante la pasada década — y puede incluso haber caído ligeramente”.
Es la primera vez, creo, que se reconoce así de explícitamente en Nature la aceptación de ese hecho que indican los datos, especialmente los que recogen las más de 3.000 boyas del proyecto Argo.
En el artículo de tres párrafos, —que hace referencia a otro que Nature Climate Change publica online— se preguntan : Y entonces qué ha pasado con la energía de más que se ha recibido estos años en la superficie del océano ?
Se ha ido al fondo, dicen. Así que quizás, quizás, por allá abajo, el mar se haya calentado por culpa del CO2 quién sabe cuánto … una milésima de milésima de milésima de grado …