Ganímedes, la mayor luna de Júpiter, alberga más agua líquida que la Tierra

  • El telescopio espacial ‘Hubble’ detecta la presencia de un gran océano subterráneo bajo la corteza de la mayor luna del Sistema Solar

  • El hallazgo se hizo de forma indirecta, observando la actividad de sus auroras y a través de ellas, de su campo magnético

Recreación artística de la luna Ganímedes, con las auroras...

Recreación artística de la luna Ganímedes, con las auroras detectadas, orbitando Júpiter, al fondo.NASA

Ganímedes es la mayor luna de Júpiter y también del Sistema Solar. Y según sugieren las observaciones realizadas con el telescopio espacial Hubble, alberga un gran océano subterráneo que contiene más agua líquida que la que hay en la Tierra. La conclusión fue presentada ayer durante una rueda de prensa de la NASA en la que participaron los principales científicos que han llevado a cabo esta investigación, publicada en Journal of Geophysical Research: Space Physics.

Según sus cálculos, esta gran masa de agua salada tendría unos 100 kilómetros de profundidad (aproximadamente diez veces más que los océanos más profundos de la Tierra) y se encontraría bajo una corteza de 150 kilómetros de espesor, compuesta en su mayor parte por hielo.

Descubierta por Galileo en el año 1610, la luna gigante Ganímedes tiene un tamaño comparable al planeta Mercurio y cuenta con un campo magnético propio (es el único satélite del Sistema Solar que lo tiene) y una frágil atmósfera, muy distinta a la de la Tierra, en la cual el telescopio Hubble ya había encontrado indicios de oxígeno.

Sigue leyendo

Anuncios

La Tierra, un punto azul diminuto tras los anillos de Saturno

Imagen tomada desde Saturno el pasado 19 de julio. |Imagen tomada desde Saturno el pasado 19 de julio. | NASA/JPL/SSI

Visto desde Saturno, como hubiera dicho Carl Sagan, nuestro hogar planetario es un diminuto punto azul en el inmenso océano del Cosmos. Así lo demuestra la espectacular imagen tomada por la sonda espacial Cassini, la primera en la que se ve simultáneamente al planeta de los anillos y sus lunas, junto a la Tierra, Venus y Marte, son visibles a la vez.

La nueva panorámica del majestuoso sistema de Saturno se acaba de presentar en el Newseum, en Washington. El equipo técnico de la Cassini tuvo que procesar hasta 141 fotos de gran ángulo para crear esta imagen panorámica, que abarca 651.591 kilómetros.

“En esta magnífica imagen, Cassini nos ha dado un universo de maravillas , afirmó Carolyn Porco, directora del equipo de imagen de la nave en el Instituto de Ciencia Espacial en Boulder, Colorado. “Y lo hizo en un día en el que personas de todo el mundo, simultáneamente, aplaudían por la profunda alegría de estar vivos en un pálido punto azul”.

Vídeo: El ‘punto pálido azul’ descrito por Carl Sagan

Esta imagen es fruto de la campaña “Salude a Saturno“, que consistía en hacer una foto a la Tierra desde Saturno el pasado 19 de julio. Entonces, la NASA instó al público a buscar el planeta de los anillos en el firmamento para saludarle en el momento de la foto.

Otros puntos de interés que señala el mosaico obtenido es que la Tierra es un punto azul en el lado inferior derecho de Saturno y Venus es otro punto brillante, pero en la parte superior izquierda. Marte también aparece, como un punto rojo claro, sobre Venus. Las siete lunas de Saturno son visibles, incluso Encélado, que aparece en el lado izquierdo. Acercándose más a la imagen se puede ver a la Luna y la chorro de humo gélido que emana de su polo sur.

Cassini no toma muchas imágenes de la Tierra debido a que el Sol está demasiado cerca de nuestro planeta, lo que provoca que los detectores sensibles de la nave se obstruyan. El equipo de Cassini estaba esperando el momento en que el Sol se colocara detrás de Saturno. Esa oportunidad llegó el 19 de julio, y es la imagen que se ha difundido ahora.

Un paseo por la historia del Universo

Mapa que señala las 8 zonas el cielo observadas. |Mapa que señala las 8 zonas el cielo observadas. | IAA-CSIC

La próxima excursión (sólo virtual, de momento) por el Universo ya podrá contar con una guía histórica que abarca los últimos 10.000 millones de años de su evolución. Las gracias hay que dárselas al Proyecto Alhambra, perteneciente al Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), que ha creado el mapa cosmológico con visión tridimensional más realista que existe en la actualidad.

El proyecto ha logrado un nivel de representatividad del universo altísima. Esto es algo novedoso, ya que la actual referencia de su conocimiento, el proyecto estadounidense Cosmos, cartogafría muy profundamente, pero en una única región del cielo, de modo que se pueden realizar fácilmente interpretaciones distorsionadas si se escoge, por ejemplo, una zona de alta densidad de galaxias (sobredensidades). “Si quisiéramos hacer una Historia de la Civilización Humana, analizaríamos diferentes sociedades en vez de una, ¿no?”, compara Alberto Molino, investigador del IAA y miembro del equipo.

Para evitar estos riesgos, Molino y sus compañeros (entre los que se encuentran 16 institutos de investigación internacionales) han estudiado 8 regiones muy separadas entre sí, con pocas estrellas brillantes para evitar que la imagen se saturase, y lejos del plano galáctico. “Sólo así se puede separar la evolución del universo con la varianza cósmica. Ahora vemos con fiabilidad cómo han cambiado las galaxias y su distribución en el cosmos a lo largo de su historia”.

Sigue leyendo

One mystery of the Martian atmosphere solved

Curiosity Landing Site in Gale Crater (NASA, M...
Curiosity Landing Site in Gale Crater (NASA, Mars, 2001) (Photo credit: NASA’s Marshall Space Flight Center)

From the University of Michigan

How Mars’ atmosphere got so thin: New insights from Curiosity

ANN ARBOR—New findings from NASA’s Curiosity rover provide clues to how Mars lost its original atmosphere, which scientists believe was much thicker than the one left today.

“The beauty of these measurements lies in the fact that these are the first really high-precision measurements of the composition of Mars’ atmosphere,” said Sushil Atreya, professor of atmospheric, oceanic and space sciences at the University of Michigan.

Atreya is co-author of two related papers published in the July 19 issue of Science, and co-investigator on Curiosity’s Sample Analysis at Mars (SAM) suite of instruments, considered the rover’s cornerstone lab.

SAM measured the abundances of different gases and isotopes in samples of Martian air, according to NASA. Isotopes are variations of the same chemical element that contain different numbers of neutrons, such as the most common carbon isotope, carbon-12, and a heavier stable isotope, carbon-13, which contains an additional neutron. Sigue leyendo

La nueva luna de Neptuno

Recreación del planeta Neptuno y sus satélites en órbita. | NASARecreación del planeta Neptuno y sus satélites en órbita. | NASA

Un científico del Instituto SETI ha anunciado el descubrimiento de la luna más pequeña hallada en la órbita de Neptuno, la número 14, analizando imágenes tomadas por el telescopio Hubble hace varios años.

La nueva luna, conocida como ‘S/2004 N1’, tiene un diámetro de apenas 19 kilómetros y orbita fuera del sistema de anillos del pequeño planeta a unos 105.250 kilómetros de distancia y ni siquiera fue detectada por el vuelo cercano en 1989 de la sonda ‘Voyager 2’.

Mark Showalter, del Instituto de Investigaciones sobre Inteligencia Extraterrestre (SETI), encontró el leve punto blanco de la nueva luna de Neptuno el pasado 1 de julio, mientras estudiaba imágenes de larga exposición en el sistema de anillos del octavo y último planeta del sistema solar.

Showalter revisó un punto blanco que aparecía insistentemente en más de 150 instantáneas tomadas entre 2004 y 2009 por el telescopio orbital Hubble.

Revisión de 150 fotografías

“Las lunas y arcos del planeta orbitan muy rápidamente, así que se ha tenido que encontrar una manera de seguir su movimiento para poner de manifiesto los detalles del sistema”, ha apuntado. Showalter ha indicado que se trata de algo parecido a “un fotógrafo de deportes que hace un seguimiento de un atleta corriendo: el atleta se mantiene en foco, pero falta la definición del fondo”.

Así, el método implicaba seguir el movimiento de un punto blanco que aparece una y otra vez en más de 150 fotografías de archivo de Neptuno tomadas por Hubble desde 2004 hasta 2009. Fue entonces cuando Showalter notó que ese punto blanco se encontraba entre las órbitas de las lunas de Neptuno Larissa y Proteus y que completaba una vuelta alrededor de Neptuno cada 23 horas.

“Ésta es una luna que nunca se queda quieta en el mismo sitio para que se le pueda hacer una foto”, explicó Showalter sobre la gran velocidad con la que orbita este pequeño satélite.

Los otros 13 satélites

Tras declarar que Plutón no era un planeta en 2006, Neptuno se ha convertido en el planeta más lejano del sistema solar. El mayor de sus satélites es Tritón, con 2.700 kilómetros de diámetro, que además posee una órbita retrógrada, algo excepcional dentro de los grandes satélites. Por su parte, la luna Nereida, con 340 kilómetros de diámetro, tiene la órbita más excéntrica de todos los satélites del Sistema Solar: su distancia a Neptuno varía entre 1.353.600 y 9.623.700 kilómetros.

Antes de la llegada de la sonda espacial Voyager 2, sólo se conocían estos dos satélites, pero la nave de la NASA descubrió otros seis más: Náyade, Talasa, Despina, Galatea, Larisa y Proteo. Estos seis satélites, todos con menos de 200 kilómetros de diámetro, son los más próximos al planeta y poseen una órbita más interior que la de Tritón.

Después de eso, se han descubierto cinco pequeñas lunas más (mediante sondeos telescópicos) entre 2002 y 2003, situadas en órbitas lejanas al planeta, las cuales han recibido los nombres de Halímedes, Sao, Laomedeia, Psámate y Neso. Todas ellas poseen órbitas con elevada inclinación y tres tienen una órbita retrógada.

El nuevo satélite debería ser nombrado siguiendo las convenciones para los satélites de Neptuno (dios romano de los océanos), por lo que se buscaría entre deidades griegas o romanas relacionadas.