¿No quieres pasar por la tristeza de perder a tu perro? Corea del Sur te lo clona

  • Eso sí, por unos 80.000 dólares. El laboratorio surcoreano Sooam Biotech Research Foundation apuesta por la clonación de perros. Algo que vienen haciendo de manera comercial desde 2009, cuando nació Lancelot Encore, un clon de un labrador fallecido con 11 años.
  • El proceso consiste en que un veterinario realiza una biopsia del tejido del perro, vivo o muerto. A partir de aquí se extraen las células para proceder al proceso de clonación.


Perder a un animal de compañía es un duro trance. Por lo general se crean vínculos entre dueño y mascota muy especiales después de tantos años de relación y despedir a nuestro perro, por ejemplo, siempre es complicado.

Pero atención porque puede que esos momentos de dolor y tristeza por la pérdida del amigo más fiel del hombre empiecen a ser cosa del pasado.

El laboratorio surcoreano Sooam Biotech Research Foundation apuesta por la clonación de perros. Algo que vienen haciendo de manera comercial desde 2009, cuando nació Lancelot Encore, un clon de un labrador que murió cuando tenía 11 años.

Labrador clonado

“Cuando su perro haya muerto, siga estos pasos para clonar a su mascota: envuelva el cuerpo en toallas húmedas y colóquelo en el frigorífico para conservarlo frío. Tenga en cuenta que tiene aproximadamente cinco días para extraer de forma segura las células vivas“. Estas son las instrucciones que ofrecen en la página web del laboratorio.

Uno de los científicos que forman parte del equipo de este laboratorio es Woo-Suk Hwang. Este investigador consiguió clonar a Snuppy, un galgo afgano que fue creado imitando el procedimiento de la oveja Dolly

“Clonamos perros y curamos corazones rotos

Este es el lema del página web. El proceso consiste en que un veterinario realiza una biopsia del tejido del perro, vivo o muerto. A partir de aquí se extraen las células para proceder al proceso de clonación.

Se recogen óvulos de una perra donante a los que se les extrae el núcleo, donde se encuentra el material genético, y se fusiona con el ADN del perro que se quiere clonar.

Después, el embrión resultante se implanta en el útero de una hembra, que hace de madre de alquiler y en 60 días alumbra a los cachorros clónicos. David Kim, investigador de Sooam Biotech, afirma que la tasa de éxito de gestación es del 40%.

Eso sí, la clonación tiene un precio bastante elevado y ronda entre los 80.000 y 100.000 dólares.

“Los cachorros clonados son físicamente idénticos a los perros donantes pero si el donante tiene un patrón del pelaje particular, puede que difiera” explica Kim.

Esta práctica ¿es segura?

Desde el laboratorio aseguran que sus perros clonados no tienen ningún tipo de problema de salud ocasionado por el hecho de ser clonados (pueden sufrir enfermedades genéticas que tuviera el perro original).

Pero algunos expertos no comparten este mismo punto de vista. Es más, apuestan a que un perro que es clonado tiene más problemas. Pueden ser cosas que a simple vista no se aprecian, tal vez, pero que a la larga se convierten en un problema: una displasia, alteraciones digestivas, malformaciones de desarrollo, muerte súbita, etc.