Francia contaminada

Gran parte de Francia lleva varios días sumida en una nube de contaminación por partículas. Treinta departamentos están hoy en alerta máxima. En París será gratuito el transporte público en los próximos días para intentar disminuir el tráfico.

Los motores diesel, al que tan aficionados son los franceses para evitarse un poquito de dinero y de emisiones de CO2, son los principales responsables, junto a las calefacciones y chimeneas de madera, que en la capital van a ser prohibidas.

Como no ocurre en China, sino en un  país nuclearizado y leader de la demonización del CO2 y del carbón, esto apenas es noticia.

Le Monde