Los datos indican que los volcanes en Venus podrían estar activos

Los antiguos griegos asimilaron su ideal de belleza y armonía al planeta Venus. En aquellas limpias noches alzaban la vista al cielo, encontraban la brillante luz de aquel lejano punto azul y lo identificaron con su diosa del amor y la belleza. Seguramente, aquellos pioneros de la astronomía se quedarían con la boca abierta de sorpresa si supieran que en realidad Venus es lo más parecido al infierno que podrían imaginar.

La superficie de Venus, un infierno en nuestro propio sistema solarEl lucero del alba es el segundo planeta más cercano al Sol de nuestro sistema y posee un tamaño similar a la Tierra. Sin embargo, tras esa bella luz azul que la convirtió en leyenda de belleza, se esconde en realidad una densa atmósfera de dióxido de carbono y nitrógeno que cubre todo el planeta de nubes arrojando lluvias de ácido sulfúrico y dióxido de azufre.

Además del ardiente efecto invernadero que eleva la temperatura media a más de 400ºC (superior incluso a Mercurio que está más cerca del Sol) hay que tener en cuenta que la presión atmosférica que soportaríamos si estuviéramos en su superficie sería casi 100 veces la que tenemos en la Tierra.

A todas estas infernales características de Venus tenemos que añadir que el planeta posee numerosos e inmensos volcanes que se elevan sobre un oscuro terreno de basalto que ocupa el 90% de la superficie…. Como os podéis imaginar no parece probable que ninguna agencia de viajes en el futuro organice muchas excursiones con turistas espaciales a este planeta.

[Relacionado: Las mejores imágenes del tránsito de Venus]

Aunque tampoco hay que esperar al futuro para conocer más a fondo a nuestro sofocante vecino. En la actualidad ya tenemos algunos turistas insólitos orbitando a su alrededor como la sonda Venus Express que lleva recogiendo datos desde que fuese lanzado hace ya siete años.

La información que esta misión está enviando a los científicos está resultando de gran valor y en un comunicado realizado hace unos días por la Agencia Espacial Europea indican que las concentraciones de dióxido de azufre en la atmósfera están experimentando grandes variaciones… estos cambios podrían ser causados por la actividad volcánica de Venus, lo que significaría que por fin tendríamos la respuesta a una pregunta que nos ha rondado desde hace décadas.

La superficie de Venus contiene cientos de volcanes, sin embargo hasta el momento no teníamos suficientes pruebas para concluir si estos volcanes estaban activos o no.

Los nuevos datos recogidos por la Venus Express podrían terminar con este misterio volcánico en el planeta. Como explica el autor principal de este artículo publicado en Nature Geoscience, “la concentración de dióxido de azufre en la atmósfera es un buen indicador de actividad volcánica puesto que si aumenta significa que algo está pasando ahí recientemente puesto que la radiación procedente del Sol suele destruir estas moléculas en apenas un par de días

[Te interesará: Peligro inminente camino de Plutón]

Recreacion de ESA de la superficie de VenusAdemás de estos datos con los cambios gaseosos en la atmósfera, la Venus Express ha analizado también la radiación infrarroja emitida por la superficie del planeta encontrando un volcán en particular cuya cima presentaba una composición diferente a los volcanes vecinos, indicando que podría haber entrado en erupción no hace mucho tiempo.

Los datos comienzan a acumularse y, aunque se necesitarán de más evidencias y estudios, existen indicios razonables de que los volcanes de Venus aún están activos… lo cual incrementa aún más esa visión infernal que tenemos de este planeta y que, a la vista de la recreación que ha realizado la ESA y aprovechando el próximo estreno del Hobbit,  nos recuerda cada vez más a una especie de terrorífico y ardiente Mordor.

[Si te ha gustado este artículo, te gustará: ¿Debemos ir a Marte?]