CO2 per cápita

 

Emisiones de CO2 per cápita al año

Tanto en Estados Unidos como en Europa las emisiones de CO2 per cápita son hoy menores que hace veinte años y continúan disminuyendo. En Rusia se recuperan tras los cierres de la industria pesada que ocurrieron en los primeros años del postcomunismo y en China siguen aumentando desde hace una década e igualan ya a las de Europa, pero incluso allí no crecerán indefinidamente.

Igual que el consumo de energía y de alimentos aumenta cuando un país emerge del subdesarrollo, pero tiende a estabilizarse posteriormente y a disminuir cuando los avances tecnológicos y agrícolas permiten fabricar y cosechar más con menos, así ocurrirá con las emisiones de CO2, que probablemente comiencen a disminuir globalmente durante las décadas del 2020 o del 2030. La estabilización de la población mundial en torno a unos 10.000 millones de personas contribuirá a ello.

Por eso las predicciones de aumento de emisiones hechas por el IPCC y publicadas en sus informes, que suponen un aumento exponencial de las emisiones durante todo el siglo XXI, son probablemente erróneas. La ideología del cambio climático apocalíptico y antropogénico morirá de inanición, o de aburrimiento. Ya está muriendo.