Cada megavatio solar cuesta 467 euros al consumidor español

Polémica por la subida de la luz de enero. La OCU denuncia un alza real media del 11,9%

L. M. ONTOSO / MADRID
Día 26/01/2011
Con la polémica aún reciente sobre la subida en la factura de la luz y el improvisado decreto navideño para contener el déficit tarifario, el Congreso abordará hoy en pleno la convalidación —como decreto o proyecto de ley—de una normativa cuyo principal propósito es cercenar en 4.600 millones de euros los costes del sistema eléctrico durante los próximos tres años. Un esfuerzo al que ningún sector resulta ajeno, pero que ha sido recibido por las empresas fotovoltaicas como el último golpe de timón dentro de una política errática que amenaza su supervivencia.
La indignación de la industria fotovoltaica, que ayer se hizo patente con una concentración frente a la Cámara Baja, no es un asunto baladí. El consumidor paga en el recibo, dentro del apartado regulado de primas al régimen especial, las ayudas económicas a este tipo de energías. En 2009, según un informe de Red Eléctrica Española (REE), la tecnología solar percibió una prima equivalente de 429,59 euros por megavatio a la hora, la cifra, con diferencia, más elevada entre las fuentes subvencionadas. La siguen muy de lejos la biomasa, con 73,80 euros, y la cogeneración (48,18 euros). Así, el coste medio de las fotovoltaicas se situó en los 467,32 euros por megavatio a la hora.
Las eléctricas denuncian que esta situación da lugar a algunas incoherencias, como el hecho de que las fuentes de generación solar alcanzaron en 2009 una retribución total de 2.840 millones de euros (el 18,2% del total del sistema eléctrico), mientras que venden en el mercado una cuantía, porcentualmente, bastante inferior (6.077 gigavatios hora, el 2,4% del total de energía vendida).
Por su parte, las organizaciones fotovoltaicas (entre ellas, ASIF, AEF y APPA) consideran que el decreto aprobado en 2007 abrió la puerta a una inversión enloquecida e inasumible.