Gas o carbón

El gas natural suele estar compuesto entre un 70 % y un 90 % de metano, CH4. Antes de quemarlo, no es difícil separarlo de otros componentes que pueden estar presentes en apreciables proporciones en el gas extraído del subsuelo, como dióxido de carbono, etano o sulfuro de hidrógeno.
Quemar metano, es decir, oxigenar su carbono, se representa con una ecuación sencilla
CH4 +2 O2 = CO2 + 2H2O + energía
El carbón es más complicado. Es una mezcla de muchos compuestos difíciles de separar y además en proporciones variables. Una fórmula aproximada del carbón es C135H96O9NS.
Lo que interesa del carbón son sus átomos de carbono, que pueden representar el 85 % de su masa. Interesan, porque al igual que pasa con el carbono del metano, combinándolos con el oxígeno, producen energía ( C+O2 = CO2 +energía). Pero en la combustión del carbón, los otros elementos que lo integran, difíciles de separar antes de la quema, pueden formar compuestos nocivos. Por eso se califica al carbón de “sucio”, sin explicar que en las modernas centrales térmicas se minimizan las emisiones de estos compuestos hasta hacerlas bajísimas (como en la japonesa de Isogo, en la foto de arriba).
Cuando se quema carbón se emite aproximadamente el doble de CO2 que cuando se quema metano, unos 800 gramos de CO2 por kWh en el carbón, frente a 400 gramos por kWh en el gas natural. Esto, que es una ventaja para los detractores del CO2 (entre los que no me incluyo), sirvió y sirve para promocionar las centrales de gas frente a las más tradicionales de carbón. Además, su fórmula de combustión sencilla sirvió y sirve para calificarlo de “limpio”.
Un incoveniente, sin embargo, para los que creen que es incoveniente el efecto invernadero (entre los que tampoco me incluyo) es que hay metano, CH4, que se escapa sin ser quemado, tanto en los pozos como en los gasoductos, y molécula por molécula, una de metano tiene un potencial de calentamiento entre 20 y 100 veces superior a una de dióxido de carbono. Por eso quizás, en cuanto al efecto invernadero, la sustitución del carbón por gas en centrales térmicas no lo disminuye nada (co2: Repunte de metano).