Lluvia peninsular, igual o algo mejor

Se ha publicado un estudio estadístico de las precipitaciones diarias en la Península Ibérica desde el año 1903 hasta el 2003. Al final resulta que, considerando todo el siglo, apenas ha ocurrido nada especial y, si ha ocurrido algo, es lo contrario de lo que describen los ecologistas y vaticinan los modelos del IPCC.
En la Península Ibérica la cantidad media de lluvia durante el siglo XX se mantuvo igual (ver figura arriba) y el número total de días de lluvia aumentó. En coherencia con esto último, las secuencias más largas de días secos disminuyeron, excepto en la costa de Portugal y el Golfo de Cádiz. Los eventos de lluvia se volvieron menos intensos, pues en la mayor parte de la península aumentaron los días de lluvia ligera.

Desde hace años domina la idea inventada según la cual llueve menos y, cuando llueve, llueve con más peligro e intensidad. Este estudio viene a decir más bien que durante el siglo XX fueron los días de lluvias débiles los que aumentaron y no los de lluvia moderada o fuerte. Se sugiere, citando otros trabajos, que quizás se debió a modificaciones del uso del suelo y, en concreto, a los pantanos construidos durante ese siglo, aunque este estudio no entra a valorar las causas, ni dice sí ni no.
El trabajo de varios autores, en el que es primera firmante la doctora María Cruz Gallego de la Universidad de Extremadura, ha sido publicado en el Journal of Geophysical Research. Ha requerido probablemente un enorme trabajo de análisis de la calidad de los datos, de digitalización, de corrección y de homogeneización de las series. Abarca nada menos que un siglo de precipitaciones en la Península Ibérica. Pero como con un resultado tan poco estridente no se puede llamar a filas contra el Cambio Climático, los periódicos han pasado de él. Quizás alguna breve columnita en alguna página y olvídense …
Trends in frequency indices of daily precipitation over the Iberian Peninsula during the last century, M.C. Gallego et al., Journal of Geophysical Research, 2011