Gas natural para los vehículos.

Evolución del precio del gas natural en el último año (NYMEX)
Como he señalado ya en varios posts anteriores, Estados Unidos vive un boom de producción de gas natural, gracias a las nuevas técnicas de extracción, de tal forma que su precio lleva tiempo desparejado del precio del petróleo y baja en vez de subir (no así en España). Hay mucho gas en Estados Unidos, lo que ha vuelto a hacer a ese país autosuficiente.

En un importante discurso declaró ayer Obama: “El potencial del gas natural es enorme” y añadió algo así como: “El año pasado, más de 150 miembros de ambos lados de este Congreso legislaron otorgar incentivos a los vehículos que usen el combustible que quema limpio, el gas natural”

“Clean-burning natural gas”. De acuerdo, pero no nos venga luego el presidente diciendo o sugiriendo que el CO2 es sucio. La combustión en los vehículos a gas natural emite casi el mismo CO2 que la combustión de un motor de fuel o de gasolina. Quizás directamente un 25 % menos, solamente. Y si se consideran las emisiones de CO2 correspondientes a los procesos de extracción, compresión y transporte de ese gas hasta sus puntos de consumo, probablemente se acaba emitiendo tanto o más CO2 que la gasolina. Esto sin contar los escapes, que al ser de metano (el gas natural es esencialmente metano), añaden “efecto invernadero”.
En lo que se refiere a partículas y otros gases, como los óxidos de nitrógeno o monóxido de carbono, sí que emiten mucho menos los motores a gas que los motores de fuel o gasolina. Sí parece que es verdad que esos vehículos son más limpios y convenientes para las ciudades. Pero no se perpetúe Obama en el engaño con sus frases gaseosas, adecuadas a cada público y momento, sin atreverse a romper de una vez el paradigma ecologista de que el CO2 es sucio.
“The potential for natural gas is enormous” “Last year, more than 150 members of Congress from both sides of the aisle produced legislation providing incentives to use clean-burning natural gas in our vehicles instead of oil. And — and that’s a big deal.”