Mucho hielo alrededor de la Antártida

La banquisa de hielo marino que rodea la Antártida desaparece casi por completo al final de los veranos australes pero alcanza una extensión de casi 20 millones de km2 (40 veces la de España) al final del invierno austral (es decir, ahora).
En 1979 se iniciaron las mediciones por satélite. La medición de la extensión del hielo marino es mucho más fácil de efectuar y más fiable que el de la temperatura media y que la del volumen y el espesor del hielo
continental.
El incremento del CO2 es el mismo en el Polo Sur que en el Polo Norte. Conviene recordarlo.
Este año la extensión de los hielos marinos (y se entiende por “extensión” el área oceánica en la que la superficie está congelada en más de un 15 %) lleva muchos meses por encima de la media del período 1979-2000 (en azul, en la figura de abajo).